sexo caliente tocando en vivo gratis

Ahí estaba yo, el que hasta ahora había sido el perfecto esposo, buscando su primera experiencia con hombres.
A un lado de el y pegado al muro donde estaban los estantes de ropa, mágicamente estaba una pequeña entrada del tamaño de una puerta normal.
No pasaron ni cinco minuntos cuando el mismo chico regresa, corre la cortina y me dice: -Quieres hacer algo?, podemos divertirnos -Yo sentado y el de pié en un espacio tan reducido, quedamos yo casi frente a su cadera y el viendome hacia abajo, aunque.
Así fue hasta que cumplí 19 años y llegué a la universidad, me mudé a otra ciudad.Salí de ahí, luego de medianamente acomodarme entre la oscuridad y tratar de limpiarme el semen de mi mano; pagué lo de una hora, que al checar con mi reloj, me percaté habían sido cumplidos casi 50 minutos de la misma.El sólo se limitó a decir que no había problema, que el también era bisexual, me comenzó a acariciar y me dijo: -entonces quieres mamar una verga?, dije que sí, y el sólo se limitó a desabrocharse el pantalón, yo sentado y frente.Se cansó y cuando nos quitamos, vi como dejé toda mojada la sabana con mi líquido, era bastante no lo podía creer que eso fuera mío, se acostó boca arriba en la cama y yo caliente me encime en el dandole la espalda.Entré a un chat gay y siempre me calentaba leyendo lo que me haría la bola de cabrones que allí había.Buscando cosas de sexo en facebook, páginas y grupos, me topé con páginas homosexuales, por curiosidad ingresé a un grupo donde hablaban de cibercabinas y encuentros, y ahí fué que me di cuenta el morbo y el deseo que se comenzó a hacer latente.Me pregunta traes condón?, a lo cual le dije que no, y me dice, es que me gustaría que lo sintieras por el culo no te gustaría?, algo de mi se prendió mucho más, sin dudarlo le dije que sí, aunque luego agradecido.Al no saber que hacer, solo me limité a mi lugar, cuando de repente escuho que alguien corre la cortina que estaba media abierta en mi cubiculo, veo la sombra de un chico, más sitio de sexo en vivo con duasmulheres o menos de mi estatura, delgado y preguntando si estaba solo.
Esto aunque contradictorio, y desilusionante no me intranquilizó demasiado, pero si me hizo pensar en que debía salir pronto de ese lugar.
El resultado no fue el esperado, puesto que una cosa es lo que te comentan en el mundo virtual y otra la realidad, así que luego de una visita frsutrada al domicilio de un candidato, decidí cambiar de estrategia.
Como sea, debo decir que tanto buscar maneras para que ella se atreviera a ser más sexual y deshinibida, me llevaron a un mundo del cual ahora formo parte.
A estas alturas me sentía libertino por completo, sin tapujos.No sé si les ah pasado, pero fué como un prender y apagar la luz, de inmediato y pasada la calentura, me di cuenta de todo lo que esto implicaba.El sujeto, de verdad que fué muy cono sexo ha lioou y vvlisa amable, me dijo que no me preocupara, que ahora se percataba que realemente era mi primera vez, y no sé si por amabilidad y por que fuera así, me dijo que había pasado un momento muy rico conmigo.En fin, cualquier hombre la desearía al verla con vestido corto y ya no digamos cuando se pone la lencería que tanto me gusta; (la describo, por que aunque en esta ocasión no es una historia de ella, si les ayudará a darse cuenta.El caso es que después de meditarlo y al ver el morbo que me provocaba, di el siguiente paso.Al verme un poco asfixiado por esa verga tan deliciosa, me tuve que quitar, a lo cual mi invitado muy tranquilo pregunto si había algun problema, le dije que era raro, pero que me gustaba, solo que no estaba acostumbrado.Cabe señalar que al ser el centro de la ciudad, estaba en el primer cuadro, y que esta lleno de viejas casas del siglo xvii y xviii, así que son muy grandes por dentro, muchas veces un solo edificio ocupa media manzana o más,.




[L_RANDNUM-10-999]